La concejala de Empleo ha mostrado su satisfacción y confía en que esta medida, que permite ahorrar un 41% del coste y hasta un 83% en los que accedan por primera vez, ayude a “atraer nuevas inversiones y apoyar a los emprendedores de la ciudad” 

El Ayuntamiento de San Fernando ha aprobado provisionalmente la modificación de la Ordenanza Fiscal número 36 para el ejercicio 2020 que incluye la tasa por utilización del vivero municipal de empresas. Esto supondrá que los emprendedores de la ciudad que decidan alojarse en uno de estos despachos, ahorrarán hasta un 41% de forma global. Esta bajada será aún mayor el primer año donde la tasa fluctuará entre los 25 y 40 euros el primer semestre, suponiendo esto una rebaja del 83%, y entre los 50 y 80 euros en el segundo semestre del año, dependiendo este precio de la dimensión del local.

La delegada de Empleo ha destacado que esta modificación “favorecerán el nacimiento, arranque y consolidación de nuevas empresas y la generación de empleo en San Fernando”. Además, ha resaltado que en la actualidad cobra aún más sentido este tipo de rebaja fiscales, ya que “vivimos una situación y un escenario excepcional por las consecuencias de la pandemia de la Covid-19 que requiere de una respuesta ágil y eficaz por parte de las administraciones para apoyar a los emprendedores y facilitar la reactivación económica”.

Esta modificación se ha planteado para que la implantación de nuevas empresas y negocios en la ciudad sea más favorable para los emprendedores, estableciendo las cuotas, no sólo en función de la dimensión de la oficina, sino también proponiendo inicialmente una cuota más baja, que irá incrementando cada semestre hasta finalizar el segundo año de utilización del vivero municipal. 

Como ha apuntado la delegada de Empleo, “este es un paso importante para atraer nuevas inversiones para la ciudad y una muestra del apoyo del Gobierno Local a aquellos que quieran emprender o que esté empezando un nuevo proyecto en esta etapa tan complicada”.

De esta manera las bonificaciones quedarán:

  • En el primer semestre del año de inicio de la actividad, el usuario pagaría 25 euros mensuales y 50 euros en la segunda mitad del año. Esto se traduce en un total de 450 euros para locales de 11-12 m2 y supone un ahorro anual de 1.350 euros. Mientras que para los locales de 20 m2 el coste sería de 40 euros en los primeros seis meses y 80 euros en el último semestre. Suponiendo un ahorro de 2.160 euros.
  • En el segundo año la tasa ascendería a los 75 euros en el primer semestre y 100 euros en el segundo para los habitáculos de 11-12 m2 y de 120 euros y 160 euros en aquellos que miden 20 m2. Esto se traduce en un ahorro de 750 euros y 1200 euros, respectivamente.

Moreno ha resaltado que con esta rebaja “un emprendedor que se aloja en el Vivero de empresas pagará 1.500 euros por dos años, en un local de 11-12 m2 y 2.400 euros si se aloja en uno de 20 m2”.