El colectivo confía en que Costas reflexione y tome las decisiones adecuadas para que la regeneración de este entorno no implique la desaparición de estos establecimientos

La Asociación Isleña de Hostelería y Turismo (ASIHTUR) se sensibiliza con la complicada situación que afrontan dos de sus asociados: La Cantina del Titi (‘El Bartolo’) y Casa Muriel (‘La Corchuela’), dos históricos establecimientos hosteleros que llevan décadas funcionando en el entorno de la Playa de La Casería. Los responsables de ambos locales han mostrado su preocupación ante la noticia de que la Demarcación de Costas en Andalucía-Atlántico ha incoado los expedientes que derivarían en el desalojo y la posterior demolición, en un plazo de tres meses, de ambos establecimientos. 

ASIHTUR confía en que las administraciones implicadas reflexionen y tomen las decisiones adecuadas y oportunas para que la regeneración de la Playa de la Casería no implique la desaparición de estos establecimientos. 

“Las dos sagas familiares al frente de estos locales cuentan con todo nuestro apoyo, porque son parte de la historia gastronómica y de la memoria sentimental de La Isla. Su apuesta por los productos de nuestra mar pasa de generación a generación y las privilegiadas vistas con las que cuentan son un importante atractivo turístico. No podemos dejar que desaparezcan. Ellos son seña de identidad de una zona única de San Fernando, de hecho ‘El Bartolo’ lleva funcionando desde la década de los 30 del siglo pasado y ‘La Corchuela’ desde la de los 50. Su pérdida sería injusta e irreparable”, señala el presidente de ASIHTUR, Antonio V. Paéz.