Romero adelanta que AxSí estudiará acudir a la vía jurisdiccional contencioso-administrativa si en el plazo legal no se retira y deja de usar este símbolo en los distintos soportes y formatos en los que permanece de forma ilegal  

El portavoz del Grupo Municipal AxSí, Fran Romero, ha explicado que dicha formación, invocando el Artículo 30 de la Ley 29/1998, ha requerido formalmente a Cavada a que cese el uso de su nueva marca de ciudad y ordene adoptar las medidas necesarias para retirar este símbolo de todos los soportes en los que aparezca hasta que no haya finalizado el procedimiento establecido por la Ley 6/2003, de 9 de octubre, de Símbolos, Tratamientos y Registro de Entidades Locales de Andalucía. Romero explica que, si esta petición no es atendida en un plazo de diez días, AxSí estudiará acudir a la vía jurisdiccional contencioso-administrativa para corregir esta el uso arbitrario de este símbolo por parte del equipo de gobierno. 

“El pasado viernes informaba sobre el uso ilegal de esta marca, que desde el 4 de septiembre circula sin estar aprobada conforme a Ley, por parte del equipo de gobierno. También explicaba que este símbolo debería de haber superado un minucioso procedimiento de aprobación que incluía sucesivos pasos por Pleno, realización de propuestas, periodos de exposición pública, encuentros con colectivos y la emisión de un informe preceptivo de legalidad de la Junta. Y, por último, me preguntaba si Cavada seguiría usándola hasta que estuviese aprobada. A las horas, el portavoz de la señora Cabada daba unas explicaciones insuficientes y ambiguas al respecto, no aclarando en ningún momento se dejará de usar hasta su aprobación y aduciendo la necesidad de modernizar la imagen corporativa de la ciudad y de iniciar el proceso para registrarla. Y ante esta actitud sólo nos queda actuar”, indica el portavoz. 

“La utilización del nuevo símbolo no se encuentra legitimada pues no se ha tramitado y concluido el procedimiento que sirve de fundamento jurídico y le da cobertura. El comportamiento de la Administración debe estar siempre sometida plenamente, según preceptos constitucionales, a la Ley y al Derecho Administrativo y queda sujeto a la Constitución y al resto del ordenamiento jurídico. La arbitrariedad en la actuación administrativa pública está prohibida y en este supuesto se ha actuado y se está actuando conscientemente de forma arbitraria, al margen del Derecho y con total desprecio por la Ley”, indica el líder de AxSí.

“De hecho, la aprobación y uso de símbolos por los ayuntamientos viene regulada expresamente por la Ley 6/2003 de Símbolos, Tratamientos y Registro de Entidades Locales de Andalucía y la Exposición de Motivos de dicha disposición legal establece un procedimiento reforzado y caracterizado por la participación popular, el pluralismo, la información pública e incluso la posibilidad de un concurso de ideas. Y es evidente que nada de eso ha tenido lugar. Sólo sabemos es intención del gobierno municipal iniciar el proceso en el próximo pleno ordinario de 30 de octubre”, insiste Romero.  

De esta forma, AxSí solicita que, hasta que concluya el proceso de su aprobación el el nuevo símbolo deje de usarse de forma indiscriminada en soportes y formatos como la web municipal, los perfiles y páginas institucionales de las redes sociales del Ayuntamiento y de la propia alcaldesa y todo el gobierno municipal, en todo tipo de publicidad de acciones gubernamentales de la totalidad de las delegaciones, en campañas institucionales en medios de información, estampada en  vehículos y uniformes de los operarios de diversos servicios municipales como los de limpieza y jardines.  

“Le recordamos una vez más que un símbolo que representa una ciudad no es cualquier cosa. Y es por eso que la Ley plantea una tramitación legal cualificada y prolija motivada por su gran importancia institucional y trascendencia ciudadana. La Ley es para todos y hay que respetarla, no hay que saltársela para imponer nuevos caprichos verdeagua. Nos encontramos en un Estado de Derecho, no en un Estado sin Ley. Y lo cierto es que la Ley 6/2003 prohíbe taxativamente la utilización de los símbolos hasta que no se cumplan los trámites establecidos en la misma”, concluye Romero.