Diputación aporta 130.000 euros en esta fase inicial de las obras. Irene García participa en el acto de colocación de la primera piedra

La Asociación de Familiares y Enfermos de Parkinson ‘Bahía de Cádiz’, con sede en San Fernando, ha celebrado el acto de colocación de la primera piedra de su futuro centro. Y lo ha hecho arropada por las instituciones públicas que colaboran en el nuevo reto de este colectivo: el Ayuntamiento de San Fernando y la Diputación Provincial de Cádiz que, junto a la entidad promotora, aportan fondos para la construcción del futuro inmueble. En la ceremonia también ha participado la Junta de Andalucía, administración competente en el concierto de plazas. Las obras se emprenden sobre una parcela comprendida entre las calles Milongas y Colombianas, en San Fernando.

El futuro edificio podrá atender a 60 personas con Parkinson, por lo que duplicará la capacidad asistencial de la actual unidad de estancia diurna que se localiza en la calle Concha Pérez Baturone. La primera fase de las obras –que incluye el movimiento de tierras, la instalación del saneamiento, cimentación y estructura- contempla un presupuesto que supera los 315.000 euros. Diputación ya ha movilizado una aportación de 130.000 euros, además de asumir el coste de la redacción del proyecto técnico que regirá la ejecución de las obras.

“Llegáis donde no alcanzamos las administraciones públicas”, ha valorado la presidenta de Diputación, Irene García, en referencia a la función social que confirman diariamente entidades como Parkinson Bahía de Cádiz. Ha elogiado la calidad de su trabajo terapéutico, que además propicia el mantenimiento de una plantilla de 16 profesionales, y el apoyo entusiasta del Ayuntamiento isleño que ha cedido los terrenos donde se erigirá el futuro centro de día y participar en la financiación de las obras.

Diputación mantiene una relación estable con este colectivo de alcance provincial. El respaldo económico desde el año 2015 ronda los 181.000 euros, una vez incorporados los fondos que se destinan al nuevo centro y subvenciones –vía convenio o en concurrencia competitiva- para contribuir al desarrollo de programas específicos y, sobre todo, disponer de vehículos adaptados para trasladar a los usuarios entre sus domicilios y el centro de estancia diurna.

La alcaldesa de San Fernando, Patricia Cavada, ha destacado el respaldo “sin titubeos” de la Diputación, “la emoción y el ansia” de personas como Lola Garzón –directora de Parkinson Bahía-, además de recordar a los precursores de la asociación y reclamar “más aliados para este proyecto”.

En representación de la Junta de Andalucía intervino el delegado territorial de Educación, Deporte, Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Miguel Andreu, quien recordó el sistema de plazas concertadas en vigor.

Lola Garzón, directora de la asociación promotora, expuso el largo trayecto hasta llegar a la primera piedra. Rememoró a sus predecesores y definió el actual proyecto como “un objetivo, una meta, una hazaña…”, que no sólo es una respuesta terapéutica sino que supone la reivindicación de un tipo de sociedad, más justa e inclusiva.

Se avecinan, al menos, dos años para construir un edificio que rondará más de 1.900 metros cuadrados distribuidos en tres niveles: sótano y dos plantas, además de cubierta transitable. Los datos técnicos fueron avanzados por el arquitecto Javier Villarmín. En la planta baja se aglutinará “la actividad principal”, reuniendo estancias para el tratamiento como es el caso de las salas dedicadas a la estimulación cognitiva, logopedia, fisioterapia o terapias individualizadas. En la planta más alta se contempla el alojamiento de áreas para la investigación, talleres ocupacionales e incluso un salón de actos con un aforo de 70 personas. Las obras de esta primera fase han sido adjudicadas a la empresa Estructuras Ortiz.