Este lunes, ha comenzado el traslado de enseres y equipamiento del nuevo Centro de Adultos de María Zambrano, ubicado en la antigua sede de los juzgados de San Fernando. Un edificio que lleva meses de demora, ya que  poder dotarse de material para que en un plazo mínimo, sus alumnos, pudieran comenzar sus clases en el citado centro.

La nueva Escuela Permanente de Adultos María Zambrano acogerá a unos 1.400 alumnos y alumnas de San Fernando que hasta ahora han venido recibiendo su formación en dos centros municipales: el centro de adultos María Zambrano de la calle San Bruno y el edificio de la Casa Colorá, en la calle Méndez Núñez. La nueva Escuela Permanente de Adultos María Zambrano mejorará notablemente las condiciones actuales en las que se ofrece esta enseñanza e incluso permitirá la incorporación de nuevas especialidades y la potenciación de este tipo de formación.

Para ello, el Ayuntamiento de San Fernando ha invertido en esta importante actuación más de 600.000 euros que han permitido la transformación de los antiguos Juzgados de San Fernando en un moderno equipamiento educativo, ubicado en pleno centro de la ciudad, en la plaza San José.