El personal de este servicio inició a principios de este verano la campaña de refuerzo de la limpieza de los más de 7.500 imbornales del municipio, y de cara a las próximas lluvias estos días se va a volver a analizar el estado de los que se encuentran en calles y barriadas más sensibles  

El Ayuntamiento de San Fernando e Hidralia, la empresa concesionaria del servicio de agua potable y alcantarillado en San Fernando, van a revisar estos días el estado de limpieza del sistema de alcantarillado de las zonas más críticas de la localidad de cara al próximo periodo de lluvias.

Hay que recordar que una vez que culminó el Estado de Alarma, este servicio municipal inició la campaña de refuerzo de limpieza y mantenimiento preventivo de los más de 7.500 imbornales del municipio e intensificó las labores para que estos se encuentren al máximo de su capacidad hidráulica para transportar las aguas caídas y evitar posibles daños.

Gracias a esta campaña, que se realiza periódicamente de acuerdo con el Plan de Mantenimiento y Limpieza del Sistema de Alcantarillado de la ciudad de San Fernando para este año, durante los meses de julio, agosto y, especialmente septiembre se llevan a cabo las labores de limpieza intensiva de los imbornales y redes de alcantarillado de la ciudad. Estas actuaciones complementan las realizadas durante todo el año, en las que se limpian todos los imbornales de los que dispone la ciudad y se realizan las labores de mantenimiento preventivo y correctivo de las estaciones de bombeo. 

El objetivo es que la localidad esté preparada para el estrés hídrico que causan las lluvias, en ocasiones convertidas en fuertes temporales como ha ocurrido los últimos años como consecuencia del cambio climático. Con estas actuaciones de mantenimiento y refuerzo, Hidralia suma para conseguir la resiliencia de la ciudad y estar más preparada ante las posibles consecuencias adversas de las borrascas. 

En el marco de esta actuación se presta especial atención a las zonas más críticas de la ciudad. Por ese motivo, y aunque ya se ha realizado la limpieza de las alcantarillas en estas partes de la ciudad, se va a realizar una revisión del estado de los imbornales en lugares como barriada Bazán, Buen Pastor, San Onofre y San Marcos, avenida Pery Junquera, zona de rotonda Gómez Pablo, la Casería y Zona Centro, para en caso necesario volver a actuar sobre ellas. Los imbornales de estas zonas suponen cerca del 45% del total de los que se están limpiando en la ciudad.

Precisamente en San Fernando, la sensorización de la red, la monitorización de las estaciones de bombeo gestionadas desde el telecontrol central, permite aumentar la capacidad de reacción del municipio y conseguir una gestión más eficiente ante la llegada de las lluvias.

El plan de mantenimiento y limpieza

El Ayuntamiento e Hidralia incluyen en su plan de mantenimiento la limpieza de pozos de registro y redes de alcantarillado para tratar de garantizar el óptimo funcionamiento del sistema de saneamiento de la ciudad de cara a las próximas lluvias de otoño. Además, también se realiza la reparación de los pozos de registros e imbornales que se encuentren dañados.

Asimismo, actúan en las 16 estaciones de bombeo de aguas residuales que hay en San Fernando, cuya misión es impulsar éstas hasta la depuradora. Así desde principio de año se realiza la limpieza periódica de las principales estaciones de bombeo de la ciudad, como son Venta de Vargas, Pery Junquera, Zaporito, Milagrosa y San Carlos, de forma que se encuentren plenamente operativas de cara al otoño.

Dentro de esta planificación, cobra especial relevancia la limpieza y mantenimiento de los canales de los aliviaderos existentes en la ciudad, fundamentalmente los situados en la zona del Parque del Oeste, Parque de Bomberos y Carretera de la Carraca. Para ello se ha procedido durante el mes de Julio a su desbroce y limpieza para facilitar en todo momento la evacuación de las aguas pluviales que lleguen hasta ellos, minimizando así el riesgo de inundaciones en caso de lluvias intensas.

La limpieza preventiva de imbornales, el mantenimiento eficiente de la red de saneamiento y pluviales y la planificación de las necesidades estructurales de la ciudad en caso de fuertes lluvias, son algunos de los elementos fundamentales para poder hacer frente a estos episodios.

Por último, se recuerda que el uso inadecuado de los sistemas de alcantarillado de las viviendas puede provocar averías y situaciones de peligro en el sistema general de alcantarillado de la ciudad. Entre estos usos inapropiados están la eliminación a través del inodoro de las toallitas húmedas de baño, que acaban formando atascos en las redes de alcantarillado o bien en las estaciones de bombeo, poniendo en serio peligro el funcionamiento del sistema general de evacuación de aguas.

Además, se ha detectado un aumento en las redes de elementos como guantes o mascarillas, que se utilizan para la prevención ante el Covid-19, que acaba en las alcantarillas al no desecharse de la manera correcta. De esta manera desde el Ayuntamiento e Hidralia se insta a las indicaciones de diferentes organismos como el Ministerio de Sanidad, recordando que tales residuos no se deben tirar ni por el inodoro ni en las calles, ya que finalmente acabarán en el sistema de alcantarillado o en la naturaleza.