Este lunes han arrancado las obras del proyecto municipal de remodelación de todo el perímetro de la Plaza Sánchez de la Campa, una actuación impulsada por el equipo de gobierno que lidera la alcaldesa, Patricia Cavada, para mejorar la accesibilidad de este espacio y poner en valor este entorno singular localizado en el barrio de La Pastora y junto al Castillo de San Romualdo.

Tras más de dos décadas sin que haya experimentado alguna remodelación, la conocida como ‘Plazoleta de las Vacas’ presentaba un aspecto deteriorado, con numerosos daños en la pavimentación a consecuencia del tráfico y estacionamientos de vehículos a su alrededor, afectando a la zona peatonal; así que el Gobierno local impulsó una actuación para renovar este espacio público que ha comenzado hoy a ejecutar la empresa Rehabilitaciones y Construcciones Nual XXV, una vez fue adjudicada nada más iniciarse el mes de enero por 34.656 euros un plazo de ejecución de tres meses.

De esta forma, todo el perímetro de la plaza va a ser remodelado para adecuar los aparcamientos en batería, adaptándolos a la normativa vigente y reservando estacionamiento para las personas con movilidad reducida, según explica Claudia Márquez, delegada del área de Desarrollo Urbano.

Todo el pavimento de hormigón y los bordillos se renuevan y sustituyen, se reparan los alcorques para la ubicación de árboles en el perímetro de la plaza y se intervendrá también en los pasos de peatones, además de proceder a eliminar las barreras arquitectónicas existentes en el área.

La actuación, que abarca una superficie estimada de 2.000 metros cuadrados, persigue dar solución a las numerosos desperfectos y deficiencias que presenta esta zona “tan popular y transitada por la ciudadanía, donde conviven muchos establecimientos de restauración, y cada vez más relevante y visitada por su cercanía al Castillo de San Romualdo y el futuro Museo Camarón, lo que hará que cobre cada vez mayor protagonismo atrayendo visitas y turistas”.

Concretamente, cabe recordar que la actuación delimita un nuevo perímetro de la plaza con bordillo de granito para crear una diferencia de cota entre la plaza y la calzada. Se ampliarán los anchos de la calzada y de acerados como el de las calles Hernán Cortés y Augusto Miranda, pasando éste último de 0,90 centímetros a 1,80 metros para mejorar y dar cumplimiento a las normas de accesibilidad y de inclusión que el gobierno municipal viene priorizando en todas las obras que se acometen desde el inicio del mandato.

Se establecerán estacionamientos ordenados y delimitados en un número total de cuarenta bordeando el perímetro de la plaza con aparcamiento para personas con movilidad reducida en la calle Augusto Miranda, así como otros cinco aparcamientos más en esta misma calle y en Carraca. Además se contempla la ubicación de cuatro bancos y farolas y el desplazamiento de sumideros.