La alcaldesa muestra su satisfacción y confía en que se agilice el inicio de los trabajos para culminar este proyecto, que tiene un plazo de ejecución de dos años desde que se retome la actividad

El Ayuntamiento de San Fernando ya ha firmado la licencia de obras que permite el inicio de los trabajos para culminar el demandado centro de salud de Camposoto.

El Área de Desarrollo Urbano ha cumplido el compromiso y ha agilizado la tramitación de esta licencia, una vez estudiado el proyecto de ejecución reformado que se recibió en el mes de mayo, y que prevé 24 meses de trabajos desde que se retome la actividad.

En esta tesitura, la alcaldesa, Patricia Cavada, ha mostrado su satisfacción por este nuevo avance en el proyecto, y ha confiado en que ahora la Consejería de Salud también comience cuanto antes la ejecución de estas obras, que según la licencia concedida deben iniciarse antes de que pasen como máximo seis meses. 

Cavada ha insistido en que “cada vez vemos más cerca nuestro objetivo, y estamos convencidos de que la Junta de Andalucía también dará la máxima prioridad a la licitación de este proyecto para que cuanto antes podamos ver el inicio de la ejecución de este ansiado centro de salud”. 

La regidora ha recordado que “estas instalaciones son fundamentales para la zona de Camposoto, una de las más pobladas de nuestra ciudad, que tiene necesidad de estos servicios sanitarios”. “Después de muchos años de reivindicación, los vecinos y vecinas ven ahora mucho más cerca su objetivo, y es por eso que la Junta debe propiciar que las obras del centro de salud, y luego su posterior dotación, no se alarguen”, ha resaltado. 

La primera edil ha añadido que “estamos hablando de un proyecto muy demandado por la ciudadanía isleña, y que incrementa de una forma importante la calidad de la cartera de los servicios públicos sanitarios de los que van a disponer los habitantes de San Fernando”. “Precisamente en unos momentos en los que con la crisis sanitaria del coronavirus Covid-19 se ha puesto más de relieve que nunca la necesidad de contar con una Atención Primaria fuerte, que atienda a la ciudadanía en primera instancia, y que desatasque las urgencias y los hospitales de nuestro entorno”, ha añadido Cavada. 

Detalles del nuevo centro de salud

El nuevo proyecto reformado cuenta con un presupuesto de algo más de 2,7 millones de euros para terminar la construcción de este edificio de dos plantas que tendrá una superficie construida de más de 2.400 metros cuadrados (incluyendo el edificio principal y la zona de aparcamientos en superficie).

Para poder aprobar y redactar este proyecto, fue necesario que el distrito sanitario elaborara un nuevo plan funcional para el centro de salud, que se adaptara a las necesidades sanitarias actuales del municipio y que, sobre todo, diera respuesta a las demandas de una de las zonas más pobladas de la localidad, con alrededor de 25.000 habitantes. 

Ese plan funcional fue concluido y presentado en el mes de abril de 2018, e incluye aspectos como el número de profesionales, la cartera de servicios, todo lo que se adapte a las necesidades sanitarias de San Fernando hoy en día. 

Hay que tener en cuenta que este paso fue necesario porque el mapa sanitario de San Fernando del proyecto original no tiene nada que ver con la situación actual, sobre todo desde que se consiguió que el Hospital de San Carlos se incorporara al Servicio Andaluz de Salud (SAS), con lo que eso supuso también en reordenación de las urgencias, salud mental y otras especialidades.

De esta forma, el nuevo centro de salud de Camposoto va a contar con una veintena de consultas con sus correspondientes salas de espera, entre las que destacan las 15 de adultos y 2 de pediatría para Atención Primaria; además de sala de emergencias, salas de extracciones y procedimientos diagnósticos, sala de lactancia, una sala polivalente, área de cirugía menor (consulta y sala), área de gabinete odontológico (sala y consulta), área de rehabilitación y fisioterapia (sala de fisioterapia, sala de electroterapia, sala de onda corta, consulta de rehabilitación, consulta de fisioterapia o vestuarios). El edificio contará también con las habituales zonas de dirección, administración y despachos, salas de estar del personal, zonas de servicios (aseos, almacén, etc.), e incluso biblioteca y sala de docencia y zona de educación sanitaria. 

Además de lo anterior, el centro de salud contará con dos patios o espacios interiores, y un aparcamiento en superficie. La entrada principal se realizará desde la calle Milongas creando un vestíbulo también accesible a él desde la plaza de las Bulerías, desde donde se crea un pequeño atrio de acceso. 

Los accesos y núcleos de comunicación están bien relacionados con las distintas áreas, permitiendo un funcionamiento sencillo y claro a los usuarios. Las circulaciones públicas fluyen alrededor de los distintos servicios, y se restringen en los servicios de apoyo y personal.

El mismo proyecto presentado resalta que el edificio actualmente se encuentra con la cimentación y la estructura terminadas, el saneamiento enterrado y parte del cerramiento ejecutado, y sin que presente daños.