Continúa abierto el plazo para que las familias que así los deseen puedan acogerse al Ingreso Mínimo Vital. Esta aportación económica que podrá solicitarse hasta el próximo martes, 15 de septiembre, servirá para dar oxígeno a las personas más vulnerables en las actuales circunstancias y ante los efectos provocados por la crisis sanitaria del coronavirus.

En lo que concierne a San Fernando y según los últimos datos aportados por el Ayuntamiento, en la ciudad hay unas 3000 personas, es decir, 1300 familias que se encuentran en una situación difícil, y que el Ingreso mínimo Vital, puede ser su salvación por unos meses.

La ayuda es compatible con otras prestaciones o ingresos, lo que significa que quienes cumplan las condiciones recibirán la diferencia entre lo que cobran y ese umbral mínimo de 462 euros para una persona que vive sola. Esa cifra sube 139 más por cada persona extra que forme parte de la unidad de convivencia, menor o adulta. Además, en caso de familias monoparentales, se suman 100 euros más. Eso sí, al final del cálculo el tope máximo es de 1.015 euros.

Otro aspecto novedoso de la ayuda es que es compatible con el hecho de estar trabajando, de forma que quienes cumplan las condiciones recibirán la diferencia entre lo que cobran y ese umbral mínimo.

También hay que resaltar que no se contabilizarán como ingresos las rentas mínimas de las comunidades autónomas y las ayudas finalistas, esto es, para un fin concreto, como las becas al estudio o las ayudas para el pago del alquiler. Sí lo harán las pensiones de cualquier tipo, también las privadas, y otro tipo de prestaciones.

Las ayudas las pueden solicitar una persona sola de entre 23 y 65 años que no forme parte de ninguna unidad de convivencia (en caso de separación, con que haya iniciado los trámites es suficiente) ni viva en una residencia pública de forma permanente. La otra modalidad es para las unidades de convivencia en bloque, y en un mismo domicilio van a poder existir hasta dos personas que puedan ser titulares de esta ayuda para unidades de convivencia (es decir, que podrá haber dos ayudas por hogar).

Los beneficiarios a quienes se les conceda en lo que queda de año este Ingreso Mínimo Vital estarán exentos del pago de matrículas universitarias para el curso 2020/2021, aunque no cumplan los requisitos de renta.

En este simulador de la Seguridad Social se pueden comprobar los requisitos para saber si se puede optar al Ingreso Mínimo Vital:

http://www.seg-social.es/wps/portal/wss/internet/Inicio