El sindicato considera que la delegada, en sus manifestaciones en prensa, puso en entredicho la profesionalidad de los trabajadores 

El sector de Sanidad de CSIF Cádiz ha presentado un escrito dirigido a la delegada territorial de Salud de la Junta de Andalucía en la provincia, María Isabel Paredes, instándola a que investigue y aclare las condiciones en que fueron trasladados doce ancianos con Covid-19 procedentes de la residencia de mayores de Setenil hasta el Hospital San Carlos la pasada semana. 

Según han transmitido a este sindicato los trabajadores de la planta Covid del hospital isleño, los traslados se llevaron a cabo de forma deficitaria, o al menos, poco adecuadas: en ambulancias no medicalizadas (sin material y sin personal sanitario capacitado para intervenir ante cualquier incidente o emergencia durante las dos horas de trayecto que hay entre la sierra y San Fernando). Los trabajadores apuntan a que hubo hasta cuatro ancianos en una misma ambulancia, y que algunos de ellos llegaron al centro sin identificación ni historial clínico al que recurrir una vez ingresados en San Carlos. Y, finalmente, la llegada de estos usuarios no se hizo de forma escalonada, que sería lo lógico, sino que llegaron todos a la vez, provocando un colapso en la recepción, agravada por la falta de información sobre los propios pacientes.

Las quejas del personal de este hospital por las formas en que se realizaron estos transportes llevó a la delegada a defender el protocolo seguido, argumentando que se garantizaron todas las medidas de seguridad. Sin embargo, las palabras de la delegada no sentaron bien en el colectivo de trabajadores del centro hospitalario, ya que, a juicio de CSIF, podrían malinterpretarse y poner en entredicho la profesionalidad e implicación de los sanitarios.

Desde CSIF se comprende la situación absolutamente excepcional que se vive con la pandemia de Covid-19  y que haya muchas actuaciones que provoquen desorden o falta de organización en determinados momentos. Sin embargo, este sindicato, en defensa de todos los profesionales de la Sanidad Pública, no puede asumir ni tolerar que la máxima responsable política de la salud pública en la provincia niegue tan a la ligera los hechos denunciados. 

Por todo ello, la central sindical pide a la delegada territorial que lleve a cabo una investigación para detectar los problemas de organización en su origen, y que depure responsabilidades –si procediera- por la falta de información con la que los ancianos fueron derivados hasta este hospital.

Para CSIF es necesario que, en caso de que se vuelva a repetir una situación de este tipo (totalmente factible, dada la coyuntura sanitaria actual), se garantice la atención y la información sobre los traslados, sin poner en riesgo la seguridad tanto de los profesionales como de los propios usuarios.