El Consistorio ya ha enviado al Museo de Cádiz las fichas para la catalogación definitiva de cada elemento, y ha puesto en marcha el sistema para que los expertos e investigadores puedan consultar la información 

La Concejalía de Cultura del Ayuntameinto de San Fernando ha culminado la elaboración del inventario de todos estos elementos que han sido entregados por particulares a lo largo de los años, y que ahora ya están identificados con fichas que recogen la información más singular y documentación gráfica de cada uno de ellos. Toda esta información ya se ha hecho llegar al Museo de Cádiz, tal como establece la normativa andaluza.

Esta recopilación elaborada por los técnicos municipales engloba cerca de 900 piezas que ahora se podrán regularizar, ya que una vez que el Museo de Cádiz coteje la información podrá asignar a cada pieza un número para su catalogación definitiva. 

También se ha completado ya la migración de los datos referentes a este inventario y cada una de las piezas desde la intranet municipal a la Sección Numismática, de forma que esta colección se pueda abrir a la consulta de expertos e investigadores.

El Consistorio, a través de sus técnicos municipales, sigue además trabajando de la mano de la arqueóloga provincial para inventariar otro numeroso lote de materiales, que ya no son elementos singulares, provenientes de yacimientos de San Fernando y otros términos municipales. 

El Ayuntamiento ya está trabajando en un nuevo proyecto de mejora de las dependencias del almacén del Museo Municipal de San Fernando, y que esta actuación se incluirá en el próximo presupuesto municipal. La intención es modernizar y mejorar estas instalaciones, al tiempo que se van a adaptar a los nuevos criterios normativos. Además, se va a instalar una sala específica de consulta para uso de los investigadores e investigadoras.

En la misma línea, también se está estudiando ya un proyecto de renovación del Museo de la ciudad, en el Castillo de San Romualdo, que actuará no solo en las instalaciones sino también en la museografía y elementos expositivos (vitrinas, etc.). Será un proyecto para un mejor recorrido museográfico, así como la adquisición de nuevo mobiliario y vitrinas. No hay que olvidar tampoco que gracias a la inversión del Invierte de Diputación de Cádiz se ha podido adquirir una nueva iluminación para la sala de exposiciones temporales. 

La alcaldesa, Patricia Cavada, ha recordado que la gestión de esta importante colección patrimonial no había sido una prioridad en anteriores épocas y había mucho trabajo por hacer. Frente a eso, “desde que llegamos al Gobierno municipal dimos pasos para solucionarlo. Primero haciendo obras de mejora como las realizadas en 2015 en el colegio Padre Franco y, posteriormente, instalando en ese almacén un sistema contraincendios, así como deshumidificadores y reguladores de temperatura”. 

En concreto, estos trabajos consistieron en la impermeabilización de las cubiertas, demolición de la distribución interior, sectorización de las distintas dependencias según el tipo de material, así como el pintado interior, exterior y mejora de las carpinterías interiores existentes. Después se realizó la instalación para dotar a las dependencias de sistemas de control de temperatura, humedad y luz, así como un sistema de extinción de incendio para el material a almacenar.