El primer teniente de alcaldesa y delegado general del Área Municipal de Desarrollo Sostenible, Fran Romero, ha informado que el Área Municipal ha iniciado los trámites para la compra y la instalación de medio millar de anillos metálicos antitrepadores en las palmeras de titularidad municipal, principalmente en las variedades phoenix y canariensis. El presupuesto de este contrato, que se ha remitido al Servicio Municipal de Contrataciones para su próxima adjudicación, es de 21.659 euros IVA incluido. Con la instalación de estos anillos, explica Romero, desde el Área Municipal se contribuye a mejorar las labores de desratización y control de plagas en en la ciudad, ya que estos elementos impide a los roedores trepar por las palmeras situadas en viales y parques públicos y evita que estos animales se alimenten y aniden en estos árboles.

El delegado aclara que se trata de la segunda fase de un proyecto cuya primera se ejecutó hace un año y durante la cual se instalaron un primer medio millar de anillos antitrepadores que se repartieron entre las palmeras de las siguientes zonas: La Ardila, la Barriada Andalucía, Puerto de Palos, Cayetano Roldán, Reyes Católicos, la Barriada Diputación, Luis de Milena, La Noria y la Plaza de los Barcos. Romero recuerda que el objetivo de este proyecto es dar cobertura a las 1.919 palmeras de titularidad municipal.

La adjudicataria de este contrato, indica el delegado, deberá coordinarse con el servicio municipal de control de plagas y salud ambiental para hacer coincidir la instalación de estos anillos con los pertinentes tratamientos de desratización para contribuir a la eficacia de estos elementos. La instalación estos anillos no afectará en ningún caso a las palmeras. El Área Municipal ya estudia el emplazamiento de estos nuevos 500 anillos.

“Continuamos trabajando para elevar la calidad de vida y el bienestar de las familias isleñas y para mejorar el paisaje urbano de nuestra ciudad. Un paisaje urbano que todos disfrutamos desde nuestras barriadas y que es nuestra mejor carta de presentación ante aquellos que nos visitan. Con esta segunda fase damos continuidad a un proyecto que iniciamos el pasado año y con el que contribuiremos al cuidado de nuestras palmeras y al control de los roedores que buscan en ella alimento y cobijo. Con esta nueva fase serán ya mil los anillos repartidos entre las distintas barriadas. Seguiremos actuando en cada zona de la ciudad, siempre pendientes de las aportaciones y sugerencias de sus vecinos ”, afirma Romero.