El anuncio de Patricia Cavada de un pacto de gobierno con Cs tres meses después de firmar el pacto de investidura con Podemos “supone una nueva traición al electorado socialista y de izquierdas, cerrando un gobierno para la legislatura con una de las derechas de la ciudad y poniendo en riesgo los acuerdos sociales firmados para mejorar San Fernando”, según ha expresado Ernesto Díaz, coordinador de la formación de izquierdas.

Con el pacto de investidura firmado en junio “se aseguraban unas mejoras sociales para la ciudad, pero con este pacto oscurantista y llevado en secreto durante estos tres meses no tenemos garantías de que se lleven a cabo”, asegura Díaz.

También ha señalado que este “pacto de derechas” significa para la ciudad “más austeridad en materia social, más recortes de derechos y más dificultades para las clases trabajadoras y humildes de San Fernando”, recordando que las líneas de educación pública cerradas este curso son obra del gobierno de Cs, PP y Vox en la Junta.

Pero también supone un retroceso para acuerdos que aún no se han llevado a cabo y se pregunta cómo afectará este pacto a la contratación de una segunda psicóloga para mejorar el servicio de atención a mujeres víctimas de violencia machista cuando el PSOE ha buscado como aliado a un partido que ha puesto en duda más de una vez esta violencia.

Y también en lo laboral, con la municipalización de la plantilla del Patronato de Deportes, que ahora queda en manos de la derecha y desconoce si habrá dificultades para que se lleve a cabo tal y como se había firmado.

Quedan en el aire así la supresión de la subvención a la escuela de tauromaquia, la construcción del centro de baja exigencia para personas sin hogar o la subvención municipal para que la asociación de memoria histórica –AMEDE- pueda seguir trabajando en las fosas del cementerio, “pero no queda ninguna duda de que el PSOE de San Fernando se muestra más cómodo pactando políticas de derechas para la ciudad y en contra de la ciudadanía”.