Imbroda destaca que el documento de acuerdo para un marco común que ha presentado el Ministerio ha respaldado las acciones emprendidas por Andalucía en los últimos meses 

El consejero de  Educación y Deporte, Javier Imbroda, ha insistido que Andalucía apuesta por una vuelta a las aulas de manera presencial, segura, responsable y con la colaboración de todos, y ha incidido en la necesidad de que todos los colectivos y sectores estén a la altura en un regreso a las aulas tan excepcional por el COVID-19.

Imbroda en declaraciones a los periodistas, tras la celebración de la Conferencia Sectorial de Educación y Salud, ha subrayado que el Ministerio respalda las acciones implementadas por el Gobierno Andaluz en los últimos meses, “porque en Andalucía llevamos mucho tiempo trabajando con determinación para que la vuelta al aula presencial sea una realidad, garantizando así el derecho fundamental a la educación”.

“Todas las Comunidades apostamos por una vuelta a las aulas presencial, segura, responsable y con la colaboración de todos, es algo que ha quedado meridianamente claro en la reunión que he mantenido junto al consejero Jesús Aguirre con los Ministerios de Sanidad, Educación y Política Territorial”, y ha explicado que “ese documento final de acuerdo confiamos tenerlo el lunes próximo. Corrobora lo que desde Andalucía llevamos haciendo desde hace meses en ese trabajo codo con codo entre la Consejería de Salud y Familias y Educación y Deporte, con el objetivo de que sea posible esa vuelta a las aulas  segura”. El consejero ha informado de que al documento enviado por el Ministerio de Educación se le van han realizado algunas matizaciones. 

Entre las aportaciones previstas por Andalucía Imbroda ha anunciado que se va a llevar a cabo la próxima semana formación COVID-19 para los docentes, se trasladará información a las familias sobre la organización del curso y todas las medidas y protocolos establecidos y, en los primeros días del curso se impartirá Educación para la Salud al alumnado andaluz.

Ha recordado que “la Junta de Andalucía ha puesto 600 millones de euros de sus propios recursos para una batería de medidas que permitan esta vuelta con seguridad a las aulas, y que anuncié el 30 de junio. La planificación estaba ya entonces, no hemos esperado hasta el final, es un esfuerzo titánico el que ha hecho el Gobierno andaluz para poner todos esos recursos a disposición de nuestros centros educativos en una situación tan excepcional como esta” y le ha reclamado al Ministerio una mayor financiación para el año 2021 “para poder afrontar todas las necesidades que puedan surgir en un curso tan excepcional”. 

El consejero ha recordado que en ese Plan de Acción en Educación para el curso 20/21 contempla entre otras medidas el refuerzo de más de 8000 profesionales para el sistema educativo, entre ellos más de 6.000 docentes, dotación tecnológica de 150.000 dispositivos, test a los docentes y obras de adecuación de espacios en los centros de titularidad de la Junta, además de protocolos organizados en colaboración con Salud para dar respuesta a las posibles contingencias.

“Nuestros niños y jóvenes tienen que estar en los colegios, porque es la manera de garantizar el derecho fundamental a la educación, con todas las medidas de seguridad que los expertos sanitarios nos van marcando. La pandemia no es un problema de educación sino de salud pública, pero siempre hemos tenido la determinación de una vuelta a las aulas presencial y segura”, ha remarcado.

Ha insistido en que “siempre he hablado de la vuelta a clase como un derecho inalienable de nuestros niños y jóvenes, es cierto que la etapa de 0-6 es voluntaria, pero esta Consejería fomenta esa escolarización temprana porque no solo tiene un componente asistencial y de conciliación, también es fundamental desde el punto de vista de la educación. Después está la etapa obligatoria, regulada por la ley, y salvo causa justificada los alumnos tienen que acudir a clase, que es donde tienen que estar nuestros ñiños y jóvenes. Por eso queremos transmitir un mensaje de confianza, de tranquilidad, hay mucho trabajo de muchos expertos detrás de esta vuelta a las aulas, respeto y entiendo el temor que puedan tener las familias, es razonable. Todos tenemos hijos, y sobrinos y nietos y van a ir al cole, y estamos preocupados lógicamente. Pero no es razonable que por este miedo podamos impedir la formación presencial de mis hijos, es obligada no por el peso de la ley sino porque es lo mejor para nuestros niños. Nuestros hijos están deseando volver al colegio. Queremos lanzar ese mensaje de tranquilidad que compartimos con el Gobierno de España y todas las Comunidades”, ha dicho.

Javier Imbroda ha aclarado que en la reunión “no se ha hablado absolutamente nada de la bajada de ratio por parte de ninguna Comunidad Autónoma ni por parte del Gobierno de España, se viene trabajando en otros aspectos para que haya desdobles, refuerzos y apoyos, pero no de una bajada generalizada de la ratio”.

El consejero ha recordado también la experiencia previa de vuelta a las aulas en los últimos meses en Andalucía. “El 18 de mayo ya se abrieron los colegios con las medidas de seguridad de la Consejería de Salud, para llevar a cabo procesos de escolarización, en junio para procesos de admisión o certificación, o para las reuniones de los claustros de profesores para coodinación, o en julio para el programa de refuerzo estival, y se desarrolló con normalidad, con solo dos casos, se aplicaron los protocolos y volvió la normalidad, 55.000 alumnos en la selectividad sin casos. Somos conscientes de que la vuelta al colegio tiene una casuística diferente a estos pasos pero ya tenemos esta experiencia y hemos mantenido siempre una coherencia. Con la misma determinación que decidimos no volver en el tercer trimestre porque no se daban las condiciones, ahora afrontamos el curso con la misma determinación, de que la educación sea presencial, segura y responsable por parte de todos”.