La portavoz provincial del PP recuerda el silencio de la alcaldesa socialista ante el intento de Sánchez por apropiarse de los ahorros municipales

La portavoz provincial del Partido Popular (PP), Carmen Sánchez, junto a la secretaria general del PP isleño, Carmen Roa, ha criticado el silencio de Patricia Cavada ante el “atraco” que quería perpetrar en el Ayuntamiento de San Fernando el Gobierno de PSOE y Podemos. “Ni Cavada ni ningún otro alcalde socialista de nuestra provincia, ha sido capaz de levantar la voz para defender lo que es patrimonio de toda la ciudadanía”, ha asegurado.

Recordó que, en el caso de La Isla, eran 12 millones de euros correspondientes al remanente de Tesorería lo que Cavada iba a entregar a Pedro Sánchez para que fuese utilizado para maquillar la mala gestión de la pandemia. “12 millones no son moco de pavo, es mucho dinero que debe destinarse a afrontar con garantías la complicada situación que nos toca y nos tocará vivir, en este caso concreto, a los isleños”.

“Lamentablemente -afirma la portavoz popular- los efectos económicos derivados de la falta de trabajo compromiso y ganas del Gobierno de PSOE y Podemos van a ser muy duros”. Por esta circunstancia, desde el PP se redoblaron los esfuerzos para evitar las pretensiones confiscatorias de los socialistas y comunistas a los Ayuntamientos.

Carmen Sánchez recordó que los ahorros municipales deben invertirse en cubrir las necesidades de los ciudadanos, “por algo muy sencillo, porque cuando, en este caso, un isleño o una isleña tiene un problema no llama a la puerta de la Junta de Andalucía o del Gobierno de España; se va a pedir una solución a su Ayuntamiento. Es por lo que, ahora más que nunca, las administraciones locales necesitan disponer de todos sus recursos y del apoyo económico del Gobierno para poder dar respuesta a sus ciudadanos”.

Aludió Sánchez al caso específico de los autónomos, “maltratados” durante todo este tiempo y obligados a pagar sus cuotas pese a no generar ningún tipo de ingresos. “No podemos olvidar a quienes forman este colectivo, que son los que generan economía aquí, en San Fernando, y en cualquier punto de la provincia. Hay que apoyarlos, al igual que al resto de sectores económicos, porque de no hacerlo estaremos abocados a un nuevo fracaso que, como todos los fracasos que hemos sufrido, vienen de la mano de gobiernos socialistas”, dijo.

Sobre los vaivenes y cambios de criterio de Patricia Cavada respecto al destino de los fondos del Ayuntamiento, Carmen Sánchez aseguró que ha sido una falta de respeto de la alcaldesa socialista hacia los isleños. “Los ha engañado y sigue engañando una y otra vez. Se dedica a confrontar con la Junta de Andalucía, por cualquier cosa”.

Un ejemplo reciente de ello es el referido a la limpieza de los colegios de titularidad municipal, cuya competencia es del Ayuntamiento. “Todos tenemos claro que la pandemia nos está suponiendo a todos un gasto extraordinario, tenemos que comprar mascarilla, geles, desinfectantes, incrementar y extremar la limpieza de nuestros hogares y lugares de trabajo. Ello implica un sobrecoste al ciudadano, lo mismo que el incremento de la limpieza de los colegios, para mayor seguridad de los escolares isleños, le supone un sobrecoste al Ayuntamiento”.

Frente a esta actitud de confrontación de Cavada, la portavoz del PP expuso la inversión extraordinaria llevada a cabo por la Junta de Andalucía en aquellos centros educativos locales que son de competencia autonómica. Un total de 275.000 euros de inversión para mejorar las condiciones de seguridad frente al COVID-19 en los diez centros que lo han solicitado, y 138 horas extraordinarias diarias de limpieza en los institutos de La Isla. “Con lo cual, lo mínimo que tendría que hacer la alcaldesa isleña es dejar de mentir y confrontar, dedicarse a gobernar llevando a cabo medidas que beneficien a los isleños, y abandonando las políticas caprichosas por las que es conocida, no solo aquí en San Fernando sino en toda la provincia”.

Concluyó asegurando que ahora, más que nunca, es el momento de gestionar bien los recursos de los ciudadanos “y eso implica dejarse de gastos suntuosos y extravagantes.”