Las concejalas del PP, María José de Alba y Malu del Río, han mantenido un nuevo encuentro con los vecinos de la Plaza de Las Sirenas, al cumplirse un año de la aprobación, por parte del Pleno, del arreglo de los problemas detectados en esta barriada.

“Venimos a reiterar nuestro compromiso con estas familias, que están sufriendo la falta de compromiso del Gobierno de Patricia Cavada con esta zona y que se siente totalmente discriminados respecto a otras barriadas de San Fernando”, señaló De Alba.

La citada moción, propuesta por el PP y que contó con el apoyo unánime de todos los partidos, incluido el del propio PSOE, solicitaba una solución el estado que presenta el aparcamiento subterráneo de la zona a consecuencia de las filtraciones de agua que se producen y que, a falta de un diagnóstico técnico, proceden del jardín público de la barriada. Los vecinos llevan años mostrando su preocupación por el hecho de que estas mismas filtraciones pudieran estar afectando gravemente a los pilares sobre los que se sustentan dos bloques de viviendas.

Asimismo, el pleno daba luz verde a que el Ayuntamiento comenzase a elaborar un plan de mantenimiento urbano para esta barriada en el que se incluyese la eliminación de todas las barreras arquitectónicas que se han generado por la falta de mantenimiento municipal, así como la remodelación de la plaza de Las Sirenas y su parque infantil.

De todo lo comprometido por el Gobierno municipal, nada se ha hecho. “Recordamos aún las palabras pronunciadas por la delegada de Urbanismo, Claudia Márquez, hace un año en el pleno, asegurando que se había concluido un proyecto “de la mano de los vecinos”. No es verdad. Ni hay proyecto, ni mucho menos se ha contado con los vecinos. Lamentablemente, el Gobierno local lleva años desatendiendo las constantes llamadas de este colectivo pidiendo soluciones al estado de su barriada”, subrayó María José De Alba.

Para las ediles del PP, “lo mínimo” que debe hacer una alcaldesa es “escuchar a sus vecinos, y a los de la Plaza de las Salinas no les hace ni caso”. Por ello, “volveremos a reclamar un trato justo para todos, que deje de generar isleños de primera y de segunda categoría, y que las mociones aprobadas por el pleno se lleven a cabo. Es lo mínimo exigible a quienes son representantes de todos los ciudadanos”, concluyó.