Maese, Rubiño y Durán se reúnen con profesorado del IES Las Salinas que reclaman más prevención y evitar riesgos innecesarios y piden al delegado de Educación que se aplique la lógica y reaccione antes de que sea tarde  

La diputada en el Parlamento de Andalucía y secretaria de Organización del PSOE de Cádiz, Araceli Maese, junto a la portavoz del Grupo Socialista en el Parlamento andaluz, Beatriz Rubiño y el vocal de la comisión de Educación, Juan Pablo Durán, han mantenido hoy un encuentro con profesorado del IES Las Salinas para abordar la problemática de la enseñanza semipresencial en este centro en estos momentos tan complejos por la pandemia.

Según denuncian los docentes del centro, en las actuales circunstancias con una curva de contagio en descontrolado ascenso, los profesores están obligados a acudir a las instalaciones del instituto, aún cuando por la modalidad semipresencial en realidad están dando clases telemáticas al alumnado que permanece en su domicilio. 

Así, buena parte del claustro está reclamando una mayor prevención y evitar riesgos innecesarios pues al tener que hacer los habituales cambios de aulas, se exponen a utiliar material ya usado por otras personas con anterioridad, teniendo en cuenta que la comunidad educativa suma alrededor de 1.800 personas entre alumnado, profesorado (139 en total) y, personal administrativo y de servicios. 

Los parlamentarios andaluces se han comprometido a elevar a la cámara andaluza una iniciativa para instar a la Consejería a que dé una orden clara a los centros para que el profesorado pueda teletrabajar cuando las clases sean telemáticas y los alumnos estén en casa.

A las incomodidades que genera la limpieza a la que se tienen que someter las aulas y los instrumentos de trabajo en cada cambio, se suma el hecho de que las aulas están poco preparadas para la docencia a distancia y la conectividad, fallando mucho. 

“Estamos teniendo muchísima suerte con el virus porque no se están haciendo las cosas bien, ha advertido Paco Andreu, profesor del centro que asegura que “si no se nos garantiza una protección debemos de autoprotegernos y hacer nosotros mismos el rastreo”. Andreu ha asegurado que en su departamento ya se han producido varios casos de positivos dando lugar a sus correspondientes confinamientos.   

Maese ha emplazado al delegado territorial de Educación “a que acuda al centro y compruebe lo que pasa, que escuche al profesorado y no solo a los directores”, y del mismo modo, le exige que responda a los alcaldes cuando le plantean demandas, pues son los regidores los que están asumiendo en muchos casos competencias que no les corresponden a causa de la pandemia.

Rubiño, como portavoz de Educación, se ha comprometido a elevar esa iniciativa a la próxima Mesa de la Comisión y ha agradecido que “pongan voz a un colectivo especialmente maltratado como sucede con los sanitarios en esta crisis, a pesar de actuar con una responsabilidad y una dedicación extrema que les hace ser más que heroes de esta pandemia”. 

Por su parte, Durán ha puesto el énfasis en que hay datos preocupantes en las estadísticas de las últimas semanas en Andalucía pues en la segmentación por población el tramo de 0 a 15 años, hay ya 250 positivos por cada 100.000 habitantes siendo el tercer bloque con mayor incidencia y eso que no se les están haciendo pruebas. “Nos acusan de alarmistas y dicen que no es tanto el riesgo, pero la realidad se les escapa de las manos”, ha dicho.

Otras de las cuestiones que se ha puesto de manifiesto en el encuentro es la preocupación por la llegada del invierno y el frío, ya que hasta ahora la recomendación de la delegación es mantener abiertas puertas y ventanas y la alternativa sería instalar filtros EPA en las aulas. Sin embargo, esta situación no se está previendo por parte de la Consejería que ya debería de estar trabajando en los preparativos para hacer los cambios que requieren estos acondicionamientos y al respect, han anunciado iniciativas.