La Sección Sindical de San Fernando del Sindicato SIP-AN ha enviado un comunicado
para mostrar públicamente su preocupación ante el crecimiento de positivos por Covid-19 dentro del personal de la Policía Local.

Según argumentan, esta semana son ya ocho positivos confirmados entre policías y familiares, a los que hay que sumar al menos tres agentes más con síntomas compatibles con el virus.

Desde este sindicato demandan a la Corporación y a los responsables policiales a que de manera urgente se tomen las medidas de protección adecuadas, destinadas sobretodo a que los policías no se conviertan en un foco de contagio a la ciudadanía, sus propias familias y sus compañeros.

Puntualizan, que en las últimas semanas se están realizando los reconocimientos médicos anuales a la plantilla. Este año según parecía, el reconocimiento se incrementaría con la prueba de detección del Covid-19, aunque a última hora, según los propios médicos, la Corporación ha optado porque no se les realicen las pruebas a los agentes policiales.

Para el sindicato, la plantilla de la Policía Local se encuentra en situación de desamparo, sin protocolos claros, sin realizarles las pruebas y las que se realizan salen del bolsillo de cada agente.

Es por ello que el sindicato critica las recientes declaraciones del Delegado de Presidencia Conrado Rodríguez, asegurando que miente cuando afirma que «se están llevando a cabo controles de protección de los agentes y asevera que los contagios se han producido fuera del entorno laboral».

Para el propio sindicato queda más que demostrado la posibilidad de que exista un foco dentro de la misma jefatura.