Maite Lebrero (Imagen de archivo).

La formación se suma a las reivindicaciones del gremio de pescaderos y considera que lo menos que puede hacer Cavada es hacer efectivas compensaciones económicas que alivien el paro en la actividad al que se ven de nuevo forzados estos detallistas

La viceportavoz del Grupo Municipal AxSí, Maite Lebrero, ha condenado una vez más la deficiente ejecución, en el tiempo y en las formas, de las obras de la primera fase de remodelación del mercado central, centrada en el traslado de los puestos de pescadería. Lebrero recuerda que dichos trabajos, iniciados a principio de 2018, deberían de haber concluido en meses y que, con las nuevas reparaciones anunciadas, van ya camino de los tres años. Además, la concejal de AxSí subraya cómo se ha ido incrementando el importe de esta actuación con cada reparación necesaria, partiendo de los 228.282,96 euros iniciales hasta sumar los 411.362,53 euros, un 44,5% de incremento sobre el precio de licitación inicial. “Que el coste de esta obra haya tenido que subir en casi la mitad de su importe inicial es un ejemplo más de la gestión deficiente y chapucera del equipo de gobierno bipartito” subraya la viceportavoz.

“La ejecución de la primera fase de la remodelación del mercado está siendo un despropósito de proporciones épicas que, lamentablemente, tiene dos grandes damnificados: los detallistas de la zona de pescadería del Mercado Central y el parking subterráneo de la Plaza. Los primeros porque se ven sometidos una y otra vez a la  incertidumbre y a obras que trastocan su rutina diaria  y que debían de haber concluido hace mucho, mientras que el aparcamiento subterráneo sufre filtraciones de estos puestos en hasta veinticinco puntos distintos”, detalla Lebrero. 

El portavoz destaca las muchas deficiencias acumuladas por este proyecto en las primeras obras de esta fase, que van desde puestos con apenas pendiente a la ausencia de láminas asfálticas bajo la solería de los puestos y sus cámaras frigoríficas, pasando por el aprovechamiento de la red de desagües que ya existía en lugar de los tubos y sumideros previstos, con las medidas adecuadas para prevenir atascos. “Ha sido una chapuza tras otra, que ha obligado a sumar a los 228.282,96 euros iniciales primero 21.392,16 euros y luego 161.687,41 euros”, señala la concejal de AxSí.

Por otro lado, AxSí se sensibiliza con la situación del gremio de pescaderos del Mercado Central, que ayer manifestaron en prensa su preocupación ante las próximas obras, ya que éstas implicarán el cierre parcial de sus puestos durante al menos dos meses. “El pasado mes de febrero ya visitamos el mercado para dar voz a las inquietudes de los pescaderos y hoy volvemos a reforzar nuestro compromiso con ellos y nos sumamos a sus reivindicaciones. Lo menos que puede hacer el equipo de gobierno es hacer efectivas unas compensaciones económicas que alivien el parón en seco de la actividad de estas familias, un parón forzoso y motivado por la mala gestión de este equipo de gobierno. Confiamos en que estas obras sean definitivas para llegar a una solución, pero vistos los precedentes lo dudamos mucho. Lo cierto es que se ha actuado de forma negligente, que habría que depurar responsabilidades políticas y que Cavada debería renunciar por piedad con los detallistas y los isleños en general a que fuese ella quien continuará con esta obra, que ya ha sacado de los bolsillos de todos 180.000 euros de más”, continúa Lebrero.

“Y encima hoy la delegada de Desarrollo Urbano se descuelga con unas declaraciones en las que dicen que el último contrato de urgencia nace de una actuación empírica. Empírico significa basado en la observación de los hechos. ¿Quién observó la nefasta ejecución de las obras del Mercado? ¿Quién estaba obligada a observar y controlar la obra? La señora Cabada y su Delegada de Urbanismo son las responsables políticas de esta gran negligencia que le va a costar dinero a los bolsillos de los isleños. Alguien debe asumir la responsabilidad política de esta chapuza. Y si Cavada se esconde detrás de su concejala de Urbanismo, la señora Márquez debe asumirla”, concluye la viceportavoz.