El presidente y portavoz del PP en el Ayuntamiento isleño, José Loaiza, propondrá en el pleno de mañana jueves, la adopción de medidas que palíen la situación de abandono que, por parte del gobierno municipal, sufre la barriada de la Plaza de las Sirenas.

Esta zona se encuentra situada en uno terrenos aledaños a Torrealta, en la avenida Rafael Alberti, y está conformada por siete bloques de viviendas en las que residen 174 familias isleñas. Esta promoción inmobiliaria, finalizada en 1978, está construida en torno a una plaza de titularidad pública que le da el nombre a toda la zona. 

“Los problemas que afectan a estos vecinos son, en su mayoría, los mismos de los que adolece el resto de la ciudad”, afirma Loaiza. “Esto es, falta de limpieza pública, inseguridad y ausencia de mantenimiento urbano. Pero, además, cuenta con otras circunstancias específicas que igualmente exigen la adopción de medidas urgentes por parte de este Ayuntamiento”.

Especial atención, por su gravedad, merece el estado que presenta el aparcamiento subterráneo debido a las filtraciones de agua que se producen y que, a falta de un diagnóstico técnico, todo indica que proceden del jardín público de la barriada. Los vecinos han mostrado de manera reiterada su preocupación por el hecho de que estas mismas filtraciones pudieran estar afectando gravemente a los pilares sobre los que se sustentan dos bloques de viviendas.

Otra de las quejas vecinales reside en el hecho de la existencia de un vial habilitado para situaciones de emergencia que discurre sobre el citado aparcamiento subterráneo pero que es utilizado constante y libremente por todo tipo de vehículos. Los vecinos alegan razonablemente que no se conoce el límite de carga que puede soportar el techo del aparcamiento sobre el que se sitúa el vial por lo que solicitan la elaboración de un informe que lo indique y, a la luz del mismo, se adopten las medidas oportunas.

Otro de los problemas es “la ausencia total de mantenimiento urbano en toda la barriada”. José Loaiza recuerda que las últimas obras desarrolladas en la zona datan de finales de 2013, cuando el gobierno del Partido Popular ejecutó la eliminación de barreras arquitectónicas y el remozado general de la barriada. En el anterior mandato corporativo (2015-2019), en el que también estuvo al frente del Ayuntamiento el PSOE, en coalición con los andalucistas, no se ha destinado ni un solo euro a reparar las necesidades que presenta la zona y demandadas por el vecindario. Todo ello, pese a las reiteradas promesas de los concejales del equipo de gobierno, especialmente del anterior delegado de Vías y Obras.

“Es hora de pasar de las promesas incumplidas a ejecutar un plan integral para toda la zona. El deterioro de la barriada sería mucho mayor si los vecinos no estuviesen implicados en su mantenimiento, pese a que es responsabilidad del Ayuntamiento. Del pleno no solo tenemos que salir con un acuerdo sino con un compromiso con la Plaza de las Sirenas”, reclamó Loaiza.