Una profesora del colegio Vicente Tofiño de San Fernando ha dado positivo en las pruebas de COVID-19. Es por ello que dos clases de primaria han tenido que ser puestas en cuarentena. La profesora ya no asistió a clase el lunes, pero si lo hizo la semana pasada, coincidiendo con el comienzo del curso escolar.

A este positivo hay que sumar la cuarentena de una alumna del colegio Miramar que ha dejado de asistir a clase tras el positivo de su madre.

Con estos casos, son tres los centros educativos que se encuentran en el punto de mira por coronavirus, aunque se insiste en lanzar un mensaje de tranquilidad desde la delegación de Educación de la Junta de Andalucía en Cádiz, ya que se tratan de casos aislados y localizados.