Ernesto Díaz, coordinador de Podemos, ha vuelto a mostrar su apoyo al colectivo del taxi después del anuncio de que la empresa Uber va a empezar a dar servicio en San Fernando, la Bahía de Cádiz y Jerez. “Se trata de un nuevo intento de liberalizar un servicio público de transporte que está regulado desde los ayuntamientos y desde el Ministerio de Industria”, explica Díaz, que pide además al taxi que no “infravalore” el efecto que esta llegada tiene para el sector del transporte público.

Esta falta de regularización por parte de la aplicación Uber “repercute en los precios de los servicios -que no están fijados como en el taxi-, en la calidad del empleo de los conductores y en los impuestos, ya que estas plataformas de VTC no tributan conforme a lo que ganan”.

La precarización de los empleos es “notable y evidente” en los conductores que trabajan para plataformas como Uber y Cabify, “y esa es otra de las razones por las que se debe proteger el empleo del servicio público frente a quienes trabajan con falsos autónomos, abusan de los horarios de trabajo y no tienen la obligación de pasar las revisiones cada poco tiempo a la flota de vehículos, lo contrario de lo que ocurre en el taxi”.

Díaz ha exigido también al PSOE que ponga en marcha las medidas que el sector del taxi isleño ha pedido durante los últimos años y que servirían para mejorar el servicio. “Nos referimos al nuevo local que sirva de centralita y lugar de encuentro, pero también a la cartelería informativa con las tarifas y los datos de contacto, los puntos de recarga de coches eléctricos para que pueda haber una transición hacia una flota sostenible y que las administraciones públicas garanticen que la proporción entre taxis y VTC se cumple tal y como marca la ley”.