Los parques infantiles de la ciudad, están siendo el objetivo de algunos ciudadanos incívicos que deciden prender fuego a los mismos.

El primero de ellos se produjo en el parque infantil de Las Huertas y el último en unos de los del parque del Oeste.

Hay que puntualizar que los parques infantiles a los cuales le han prendido fuego, ni siquiera estaban inaugurados, y que los mismos están siendo arreglados para que los pequeños puedan hacer uso y disfrute de ellos, en las mejores condiciones.

El Ayuntamiento ha mostrado su malestar a través de las redes sociales, ya que no entiende el comportamiento de sus autores.

No hay que olvidar que el arreglo de estas instalaciones, sale del impuesto de todos los vecinos.