AxSí se sensibiliza con los vecinos afectados por esta obra, que han visto como sus propiedades privadas eran utilizadas, sin previo aviso y sin consultar, para acotar este equipamiento

El portavoz del Grupo Municipal AxSí, Fran Romero, ha mostrado su descontento ante la más que deficiente ejecución de las obras de la zona canina recreativa del parque de Villamaruja-La Noria. Unos trabajos que perjudican de forma directa a familias de la zona, ya que han afectado sin previo aviso a sus propiedades privadas y causado gran malestar. Romero ha resumido sobre el terreno el despropósito de esta actuación, cuyo presupuesto asciende a 49.000 euros y que ha sido financiado a través del Plan Invierte de la Diputación de Cádiz..

El líder de AxSí recuerda que se trata de unas obras que ihan interrumpido el paso de una de las aceras, han dejado dentro del perímetro del parque canino uno de los accesos a una vivienda e incluso, a mayor despropósito, han utilizado la fachada de una de las propiedades para atornillar las vallas del cerramiento de este parque. Además, en este equipamiento permanece una infraestructura de saneamiento. Por otro lado, los vecinos aseguran que no se cumplen las distancias mínimas que estos espacios han de guardar con respecto a las viviendas y además han tenido conocimiento de que el actual emplazamiento de este parque canino no era el inicialmente previsto. Sospechamos, por tanto, que una vez más Cavada ordenó sin justificación alguna dicho cambio. 

“La ejecución del parque canino de Villamaruja-La Noria resume a la perfección la gestión de Cavada durante este mandato: negligente, arbitraria, moviéndose a golpe de caprichos y extrañas prioridades, alejada de las necesidades reales de los isleños y ajena a la participación ciudadana. Y esta actuación es un buen ejemplo de ello, unas obras en la que se han ninguneado a unos vecinos a los que en ningún momento se les ha preguntado sobre asuntos que les afectaban directamente. Qué menos que conocer el parecer de alguien al que se le va a atornillar una valla en su muro o al que se le va a dejar un acceso a su vivienda dentro de un parque canino. El gobierno local ha ido contracorriente y ha actuado sin preguntar, sorprendiendo de la noche a la mañana a estos vecinos. No entendemos que se ignore la participación ciudadana en general, pero aún entendemos menos que no se informe o escuche a alguien cuando se trata de actuaciones municipales que afectan a su propia vivienda”, subraya el líder de AxSí San Fernando.

Por otra parte, el portavoz ha considerado que las explicaciones aportadas por el equipo de gobierno tras darse ayer a conocer en prensa esta realidad son “insuficientes y apresuradas”. “Es absurdo que se pida a los vecinos un plazo de un mes para valorar la puesta en funcionamiento de este parque canino. Y lo es porque las molestias causadas por la mala ejecución de este equipamiento están ahora y seguirán estando dentro de un mes. No hay que esperar un mes para comprobar que es necesario cerrar este recinto con vallas en su totalidad. No hace falta esperar para retirar los anclajes del vallado a las fachadas y tampoco es quien el gobierno local para restarle importancia al hecho de dejar un acceso a una vivienda dentro de este parque canino aludiendo a que se trata de una entrada secundaria y no de una principal”, recalca Romero.

“Es una obra mal ejecutada que se suma a una lista de actuaciones deficientes en las que destaca la obra de la playa. Por otro lado, y visto lo visto, si yo fuera la presidenta de la Diputación estaría más atenta y fiscalizaría más de cerca en que se gasta mi compañera de partido el dinero que se aporta a San Fernando”, continúa el portavoz.

Por último, el portavoz señala la sospechosa coincidencia de que, siendo el de Villamaruja-La Noria el único contrato de parques caninos adjudicado, el vallado que ha aparecido sorpresivamente en el Parque del Oeste para delimitar otro parque canino sea idéntico al utilizado en el primero. “No queremos pensar que se haya ahorrado vallado en el equipamiento de Villamaruja-La Noria a costa de utilizar las fachadas de estos vecinos para dotar de vallas al espacio del Parque del Oeste. No queremos pensar eso, pero lo cierto es que el equipo de gobierno de Cavada que sigue haciendo y deshaciendo con el rodillo de la mayoría absoluta lo que le da la gana nos invita a pensarlo”, concluye Romero.